17 dic. 2013

LOS MIEDOS NOS IMPIDEN AVANZAR

¿Alguna vez te has preguntado si realmente haces todo lo posible en tu búsqueda de empleo o para favorecer tu desarrollo profesional?, ¿Cuántas oportunidades se nos presentan en la vida y vemos que sólo unos pocos las saben aprovechar?
            En la consecución de nuestros objetivos es muy importante tener iniciativa y aprovechar cualquier oportunidad que nos surja por pequeña que esta sea y debemos desechar todos los miedos que nos impiden hacerlo. La mayoría de las veces que no aprovechamos alguna oportunidad es por miedo, nos ponemos una serie de barreras que nos impiden avanzar. 

Estos miedos o barreras psicológicas suelen ser:

-          Miedo al fracaso
-          Miedo a la presión social
-          Miedo a asumir riesgos

Cuando nos enfrentamos a estos miedos y avanzamos, diferenciándonos de los demás y de lo que hacíamos antes, nos podemos dar cuenta de que el riesgo asumido no era tan grave como previamente nos habíamos imaginado. 

Y, ¿de qué forma podemos enfrentarnos a éstos miedos?

Simplemente haciéndolo. Tomando la decisión de hacerlo. Dar un paso hacia delante. Dando pequeños pasos hacia delante y haciendo aquello que antes no nos atrevíamos a hacer. 

¿Qué es el fracaso?. Cada persona le puede dar unas connotaciones diferentes, en función de sus valores, experiencias vividas y sus expectativas frente a la vida. Lo que para uno es fracaso, para otro puede no serlo. Pero, ¿y si realmente nos enfrentamos a un fracaso?, ¿qué ocurriría?...

…Nada, solo ocurrirá lo que tú quieras que ocurra. De tí depende superar antes o después el fracaso, aprender de él y buscar nuevos horizontes, nueva forma de pensar y nueva forma de actuar.

La presión social es otro de los miedos muy arraigados en nuestra sociedad. Todos queremos ser aceptados socialmente y todos queremos triunfar en la vida. Sin embargo, cuando vemos que alguien sobresale y hace algo diferente para perseguir sus sueños, nos puede  parecer extravagante, y normalmente suele recibir alguna crítica social. 

Ocupémonos de conseguir nuestros propios sueños, en lugar de poner el foco de mira en quienes hacen algo para lograr los suyos.

Otro miedo que nos impide avanzar es el miedo a asumir riesgos. Valoremos lo que nos jugamos en la partida y si realmente perdemos algo de valor para nosotros. Si eso que perdemos es muy valioso deberíamos cambiar de estrategia, pero si solo se trata de miedos, suposiciones y fantasmas imaginados por nosotros, ¿por qué no asumir ese riesgo?.

Nos podemos llevar una grata sorpresa. 
Vale la pena dar el primer paso.