20 feb. 2014

DECÁLOGO DE LA COMUNICACIÓN NO VERBAL EFICAZ


La comunicación no verbal representa el 90% de la comunicación total que transmitimos, por tanto, es muy importante ser conscientes de cómo nos comunicamos. Transmitimos mucha más información de la que nos imaginamos.

 Tanto en la búsqueda de empleo como en una entrevista de selección, o cuando hablamos a un contacto que nos interesa, debemos ser conscientes de lo que queremos transmitir y cómo debemos hacerlo de una forma eficaz.


Claves que debemos tener en cuenta:


1. Mira a los ojos de la persona a la que te diriges. Esto transmite seguridad y transparencia, no tenemos nada que esconder. Por supuesto, si miramos fijamente podemos intimidar a la persona y es propio de personas agresivas. Tener una mirada esquiva podría parecer que no estamos diciendo la verdad.

Cuando te dirijas a un grupo de personas, mantén una mirada oscilante, dirige la mirada a cada miembro del grupo.


2. Utiliza un tono de voz adecuado. Un tono demasiado bajo denota timidez e inseguridad.


3. El apretón de manos debe mostrar seguridad, no debe ser demasiado flojo (inseguridad) ni demasiando fuerte (agresividad). Un apretón adecuado es de tú a tú, es decir, no poner nuestra mano por encima ni por debajo de nuestro compañero, sino lineal.


4. Mantén una postura corporal erguida, no en forma de curva, denotaría inseguridad y pasividad.


5. Como siempre, la sonrisa abre puertas, así que, es hora de practicar la sonrisa y la amabilidad.


6. Mantén una distancia de seguridad adecuada. A algunas personas no les gusta que se acerquen demasiado, invade su zona de seguridad, tampoco te alejes demasiado al hablar. La distancia cómoda y adecuada, la comprobamos nada más empezar una conversación. Para evitar que se acerquen demasiado un buen truco es poner tu bolso en medio o algún objeto que tengas a mano, extendiendo las manos. 


De igual modo, si estamos sentados y notamos que alguien se sienta demasiado cerca, invadiendo buena parte de nuestra mesa, un buen truco es poner nuestras manos entrelazadas entre sí y con los brazos extendidos sobre la mesa, de esta forma marcamos nuestra distancia corporal y no dejamos que la otra persona la invada.


7. Los brazos hay que procurar no cruzarlos a  modo de barrera, más bien mantenerlos extendidos o sujetando algo pero que no ejerza de barrera entre nosotros y nuestro interlocutor. 

8. Las piernas cruzadas, igual que los brazos, pueden indicar falta de interés y barrera.


9. Las manos pueden estar extendidas, no cerradas, y si podemos, con las palmas hacia arriba a modo de explicación.

10. Evita movimientos repetitivos como darle vueltas a un objeto en la mano, pulsar el botón del bolígrafo sin parar, y otros que se te ocurran. Sólo demostrarán lo nervioso que estás y pondrás nerviosa a la otra persona.

Si te ha gustado puedes compartirlo o dejar tu comentario