16 sept. 2015

Retoma la búsqueda de empleo

          Comienza de nuevo el curso escolar y con él nos planteamos nuevos retos y proyectos. 

Aquellas personas que han finalizado su empleo temporal, propio de las fechas estivales, retoman su búsqueda de empleo. Aquellos que aún no han encontrado un trabajo durante meses o años, continúa este tedioso y lento camino. Digo tedioso porque no es agradable para nadie y no es nada fácil enfrentarse a las cada vez más complejas técnicas y herramientas que debemos utilizar para encontrar un trabajo.

Si a la complejidad le añadimos tener baja cualificación y pocos o nulos estudios finalizados, la tarea se torna más compleja aún, y menos estimulante si cabe.

Tenemos que saber desarrollar una serie de habilidades y sobretodo debemos cargarnos de la mejor ACTITUD para lograr nuestros propósitos.

Habilidades y técnicas como saber elaborar un buen currículum, saber dar lo mejor de sí mismo en una entrevista de selección, hacer y cuidar nuestros contactos, networking, utilizar las nuevas tecnologías para la búsqueda de empleo, redes sociales, inscribirse en portales de empleo, web 2.0, videocurrículum, etc. ¡Uff!, ¿todo esto es necesario para encontrar trabajo?. Como he comentado antes no es fácil, así que: ¡Manos a la obra!.


Para conseguir aquello que nos proponemos debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones:

Define tus objetivos. Qué deseas conseguir y hasta dónde quieres llegar.

Planifica. Qué pasos son necesarios para lograrlo, temporiza cuándo has de realizarlo y cuándo finalizar.

Establece prioridades. No siempre se puede con todo, así que, empieza por lo más importante, que no siempre es lo más urgente.

Flexibilidad. Si eres flexible tendrás capacidad de reacción ante las adversidades. Si eres rígido y no consigues algo en el tiempo establecido te agobiarás. No pasa nada, puedes volver a planificar.

Buscar soluciones. Te encontrarás momentos en que no avances o retrocedas, lo importante es levantarte y buscar soluciones para seguir hacia delante.

Confía en ti y tus posibilidades. La confianza en sí mismo es la base fundamental para luchar por algo que se desea. No te dejes llevar por el miedo, la ansiedad o el qué dirán.

Pide feedback o retroalimentación a tus amigos, conocidos o familiares, aquellos de los que valorarás su opinión sobre cómo lo estás haciendo y los resultados obtenidos. El camino no hay por qué hacerlo solo.

Perseverancia, constancia, disciplina, esfuerzo. Es muy importante perseverar y no morir en el intento, establece horarios, empieza con un poco cada día para que tus actos se conviertan en un hábito, no te rindas a la primera.

ACTITUD. Sabes que alcanzarás tus objetivos si trabajas para conseguirlo. Ten confianza y sé positivo. Sabes que lograrlo depende de tí y de “un poquito” de suerte y oportunidades externas.

Sé sociable, cuida tus contactos. Mantén tus relaciones sociales vivas, haz networking y cuida a aquellas personas que te pueden aportar o ayudar en algo.



  • Para saber más sobre cómo ampliar nuestra red de contactos pincha aquí
  • Si deseas información sobre habilidades sociales para el empleo pincha este enlace




          Lo que diferencia a una persona que ha tenido éxito de las demás es su actitud ante la vida, actitud para seguir adelante y no rendirse, cuida de sus contactos como si de un trabajo más se tratara, son sociales y echados hacia delante,  “le echan un poco de cara a la vida”, como decimos de forma coloquial.

Al fin y al cabo, ¿qué podemos perder si  intentamos contactar con personas que nos interesan?, no perdemos nada y podemos ganar mucho. 
No  te dejes invadir por el miedo o la desconfianza, de eso ya tenemos todos, solo que algunos no se dejan amedrentar.


Cárgate de frases que demuestran acción, utiliza verbos activos, pensamientos positivos, buenas intenciones y mejores propósitos. ¿Qué sería de esta corta vida si no tuviéramos momentos de satisfacción por el trabajo bien hecho y la recompensa al esfuerzo?. 

Si te ha gustado puedes compartir y comentar. Hasta el siguiente Post.